Memoria e inteligencia

Conocer las causas de las diferencias en la capacidad intelectual entre las personas supone un reto para la ciencia y la sociedad en general. La memoria a corto plazo se perfila como una de las claves.
wikimedia commons, dominio público (cerebro)
En general, las personas más inteligentes obtienen más provecho de la escuela, permanecen más tiempo en el circuito educativo, ocupan mejores puestos laborales y perciben mayores ingresos. Asimismo, adoptan estrategias que favorecen su salud (física y mental) y viven más tiempo. Los beneficios de un más alto nivel intelectual son numerosos. Las desventajas de una menor inteligencia también. Existen excepciones; no obstante, esa es la norma en la sociedad occidental actual.
Por ello, los programas de investigación destinados a mejorar la inteligencia se cuentan entre los que han recibido una mayor financiación. Mejorar la inteligencia se considera relevante, sobre todo, por los beneficios que se derivarían de alcanzar ese objetivo. Sin embargo, seguimos sin una respuesta clara sobre cómo lograrlo. A pesar del enorme esfuerzo llevado a cabo hasta ahora, las estrategias de mejora aplicadas han señalado que las ganancias se desvanecen con el paso del tiempo una vez se da por concluida la intervención. Eso es, al menos, lo que ha concluido la Asociación Americana de Psicología tras revisar los datos disponibles.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.