Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Enero de 2004
Creatividad

Arte en la enfermedad de Alzheimer

Las vivencias, los sentimientos y los pensamientos de los pacientes con la enfermedad de Alzheimer suelen permanecer ocultos para los demás. No es el caso del artista alemán Carolus Horn: sus ilustraciones abren una senda poco habitual hacia la vida.

coleccion “Carolus horn: Alzheimer y arte”, propiedad de novartis pharma

"Todos hablan del tiempo. Nosotros, no." A los alemanes de cierta edad les suena ese estribillo. Lo mismo que este otro: "Hay mucho que hacer. ¡Empecemos ahora mismo!". Se trata de reclamos publicitarios que calaron hasta convertirse en expresión familiar. Lo que la mayoría ignora es que estos y otros eslóganes son obra de un mismo autor, Carolus Horn (1921-1992). El publicista de mayor prestigio de la Alemania de la posguerra proyectó y creó algunas de las campañas más conocidas de la época del milagro económico, como las citadas anteriormente sobre el ferrocarril alemán o la compañía Esso; suyas fueron también las campañas de Opel ("Sólo volar resulta más placentero") y Glücksklee ("Las vacas felices"). Además, aprovechó sus viajes para crear una extensa obra de paisajes y vistas urbanas.

Mediado el decenio de los ochenta, le llegó el diagnóstico fatídico: Alzheimer. Estaba claro que Horn perdería muy pronto su capacidad artística. Curiosamente, sin embargo, su fuerza creativa jamás menguó, a pesar de las manifestaciones progresivas de la demencia. No cesó de pintar hasta poco antes de su muerte. Sus cuadros alcanzaron entonces no sólo una fuerza expresiva completamente nueva, sino que nos permiten ahora seguir la evolución de una enfermedad alevosa. La obra artística de Horn transmite así algo que acostumbra permanecer velado al entorno: la vida contemplada desde el interior de un enfermo de Alzheimer.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.