Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

NEUFFER-DESIGN

Cuando conversamos, el cerebro funciona a pleno rendimiento: permite que escuchemos y contestemos de inmediato a nuestro interlocutor. Diversas estructuras cerebrales trabajan en estrecha colaboración para llevar a cabo estas habilidades: las áreas del habla, el centro auditivo y las regiones responsables de las emociones (como la amígdala), entre otras.

Escuchar
Cuando escuchamos se activan regiones cerebrales que descifran el significado de las palabras y su contexto emocional. Según estudios recientes, estas áreas procesan las informaciones de forma casi simultánea: unos 100 o 200 milisegundos después de que alguien haya pronunciado una palabra. En la mayoría de las personas diestras, los centros del habla se encuentran en la parte izquierda del cerebro (en el gráfico se han representado a la derecha para facilitar su comprensión).

Hablar
Alrededor de un cuarto de segundo antes de que el hablante emita una palabra a través de su boca, el cerebro se prepara. Diferentes regiones cerebrales se activan, una tras otra, para que el emisor articule los vocablos adecuados. La mayoría de las personas diestras presentan los centros del habla en el hemisferio izquierdo del cerebro.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.