¿Cuándo podemos hablar de muerte?

A una persona que ha dejado de poder realizar sus funciones cerebrales decidimos que está muerta desde el punto de vista clínico y jurídico. No importa que su tórax responda a la acción del aparato de respiración asistida o siga latiendo su corazón.

Alexander K. permanece internado en la unidad de cuidados intensivos de un hospital. Recibe respiración asistida y su corazón palpita, pero su electroencefalograma (EEG) es plano.

A Petra M. se le ha aplicado también un respirador o aparato de respiración asistida. Su cerebro sufre una lesión irreversible. Nunca volverá en sí, ni podrá comer o respirar por sí misma. Sin embargo, su EEG muestra, aunque muy tenue, cierta actividad cerebral.
Klaus S., con cerebropatías graves, hace cinco años que está en un asilo. Respira sin ayuda de aparatos, pero se le alimenta artificialmente. Muy probablemente nunca volverá a despertarse ni reaccionar ante lo que pasa a su alrededor. Pero, como en el caso de Petra, su EEG registra una ligerísima actividad cerebral.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.