Interpretación psicoanalítica de los sueños

Desde sus comienzos, se ha acusado al psicoanálisis de carecer de las condiciones que definen al método científico, de ser pura literatura. La autora propone trazar un puente entre la doctrina de Freud y la ciencia empírica.

En Nueva Inglaterra, en el año 1848, una explosión de dinamita provocó que una barra de hierro, de unos tres centímetros de grosor, atravesara el cerebro de un trabajador del ferrocarril. Fue un milagro que sobreviviera al accidente. Pero el interés que suscitó entre los neurólogos el caso de Phineas Gage se debió a una razón muy distinta: antes del percance Gage era un sujeto tranquilo, bonachón y sociable; desde la lesión del lóbulo frontal, se convirtió en jaranero, camorrista y desconsiderado. Quienes le habían conocido no se explicaban tamaña transformación. Para los científicos, aquella conducta evidenciaba el nexo inseparable entre el cerebro y la personalidad.
El interés por estos casos clínicos tan peculiares habría de actuar de lazo de unión entre el psicoanálisis y las neurociencias. No hay que olvidar, sin embargo, que los métodos y la interpretación de los datos obtenidos difieren en uno y otras de manera absolutamente radical. Psicoanalistas y teóricos de la ciencia han venido subrayando que se ocupan de ''objetos'' diferentes: unos de la psique y otros del cerebro.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.