Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Crononutrición y leche materna

Las variaciones nutricionales circadianas de la leche de la madre influyen en los ritmos biológicos del bebé.
© Dreamstime / Dmitry Naumov
Hasta hace poco, en la nutrición solo se consideraba el valor intrínseco del alimento, sin tener en cuenta cuándo se consumía. Ello supone un error: un mismo nutriente puede digerirse y aprovecharse de forma diferente según la hora del día. Ante este vacío se ha acuñado el concepto de crononutrición, que refiere al modo en que la composición del alimento puede influir en nuestros ritmos biológicos (ciclo de sueño y vigilia) dependiendo del momento de la ingesta.
La leche humana va modificándose a lo largo de la lactancia y durante las horas del día, lo que facilita la adaptación a la vida extrauterina del nuevo ser. El estudio de sus variaciones nutricionales circadianas ayuda a ahondar en la influencia del líquido para el desarrollo del bebé, además de revelar las claves para una crononutrición perfecta en cada etapa de la vida.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.