Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 17/01/2019 - envejecimiento

    Nuestro ADN sabe cuántos años viviremos

    La identificación de ciertas variantes en el genoma permitiría predecir si una persona presentará mayor o menor esperanza de vida que la media de la población

  • 16/01/2019 - Oceanografía

    El cambio climático energiza las olas

    Cuanto más calientes estén los mares, más potentes serán en general las olas. Esta es una consecuencia inesperada del cambio climático. Sin embargo, ante Europa la tendencia apunta en sentido contrario.

  • 16/01/2019 - Envejecimiento

    Los insectos también envejecen

    Del mismo modo que los humanos, los grillos de campo sufren un deterioro físico a lo largo de la edad adulta, a pesar de vivir unas semanas.

  • 15/01/2019 - aprendizaje automático

    ¿Una nueva forma de inteligencia artificial?

    Los investigadores presentan un nuevo modelo de aprendizaje automático que en vez de a las capas de las redes neuronales profundas recurre a una «caja negra» que resuelve ecuaciones diferenciales.

  • 15/01/2019 - DOLOR

    ¿Por qué la percepción del dolor varía según el sexo?

    La testosterona, el estrés y la memoria serían los factores responsables de la hipersensibilidad masculina.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Julio/Agosto 2011Nº 49

Psicopatología

Fobia social en la adolescencia

La fobia social o trastorno de ansiedad social es una de las psicopatologías más frecuentes entre los adolescentes. Sin embargo, desde hace 30 años existe controversia acerca de si puede hablarse de un único trastorno o de variantes del mismo.

Menear

¿Se puede agrupar bajo un mismo paraguas la ansiedad a hablar en público, el miedo a interactuar con otra persona, sentirse observado mientras se come o trabaja, o que los demás noten que nos ruborizamos? ¿O pertenecen más bien estos temores a categorías diferentes? ¿O quizás es cuestión de cantidad: a mayor número de situaciones de ansiedad social mayor grado de generalización de la ansiedad y, por tanto, mayor gravedad del trastorno?

Todavía existe controversia sobre cuál es la mejor forma de clasificación sistemática, basada en criterios empíricos, de la fobia social.

Dimensión real del trastorno

Los trastornos de ansiedad son los problemas mentales más frecuentes en la población ge­neral. De entre ellos, la fobia social (también trastorno de ansiedad social) es una de las psicopatologías más comunes en niños, adolescentes y adultos, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo, si bien en los primeros es más frecuente. Entre un 2 y un 8 por ciento de la población infantil y juvenil sufre este trastorno, que suele comenzar entre los 12 y los 17años, con un curso crónico si no se trata. Chicos y chicas presentan miedos sociales similares, con una frecuencia ligeramente superior en el caso de las chicas.

Según el Manual diagnóstico de los trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM IV, 2000), la fobia social se caracteriza por el temor persistente y acusado ante una amplia variedad de situaciones sociales o actuaciones en público, en las que el individuo puede ser evaluado de forma negativa por otras personas. Es decir, existe una fobia social con variedad de situaciones.

Ruborizarse, sentir un nudo en la garganta, palpitaciones, sensación de desmayo, temblores, dolores de estómago o de cabeza son algunas de las respuestas psicofisiológicas de las personas con fobia social ante situaciones que les provocan ansiedad, aun cuando saben que su temor es irracional. En los niños, dicha respuesta suele ser en forma de llanto, tartamudeo o parálisis. En ocasiones, el malestar alcanza la intensidad de un auténtico ataque de pánico.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados