Ver de modo inconsciente

La supresión continua por destellos permite anular de forma selectiva la percepción de uno de los ojos mientras que el otro sigue viendo. Este método permite examinar el procesamiento inconsciente de los estímulos en el cerebro

A veces vemos objetos sin ser conscientes de que ello. [ALONSO JEREZ CASTILLO/ GETTY IMAGES/ ISTOCK]

En síntesis

En la técnica de la supresión continua por destellos (SCD), se expone un ojo a patrones de colores que cambian con rapidez. De esta manera, se suprime la percepción visual del otro ojo.

Los experimentos con la SCD demuestran que las personas percibimos e interactuamos con los objetos, hasta cierto punto, incluso sin verlos de manera consciente.

Este método podría ayudar a responder a una cuestión fundamental de la neurociencia: ¿en qué medida influyen los estímulos inconscientes en nuestras acciones?

Imagínese que, de repente, deja de percibir de forma consciente un objeto de su entorno; por ejemplo, la taza situada frente a usted encima de la mesa. ¿Qué consecuencias le supondría esta disfunción? Probablemente, le dificultaría agarrar el recipiente con el humeante café. Sin embargo, esa situación no tiene por qué ocurrir, según ilustra el famoso caso de la paciente D. F. Esta mujer sufría una lesión cerebral que le impedía reconocer visualmente los objetos y su forma de manera consciente. Pese a ello, logró introducir una postal por la ranura de un buzón. Pero cuando se le preguntó dónde se encontraba el receptáculo para cartas, no supo indicar su orientación espacial. D. F. vio el buzón, pero la información sobre si la ranura estaba en horizontal, vertical o diagonal no «penetró» en su consciencia. Cuando introdujo la postal, fue como si un piloto automático de su cerebro ejecutara la acción de forma autónoma.

Así pues, ¿es la consciencia solo un epifenómeno, es decir, un fenómeno accesorio sin relevancia causal para nuestros actos? Algunos hallazgos neurocientíficos apuntan en esa dirección: una señal neuronal que precede a un movimiento se detecta varias centésimas de milisegundos antes de la intención consciente. Al parecer, el acto voluntario es una reacción a la actividad ya iniciada por las áreas cerebrales motoras.

Con el objetivo interpretar de manera correcta estas observaciones, los científicos llevan mucho tiempo investigando cómo se refleja la percepción consciente e inconsciente en la actividad neuronal y en qué se diferencian una de otra. Utilizan, entre otros métodos, los llamados estímulos biestables: una forma muy conocida de estos son las figuras reversibles, como la de un pato y un conejo, que admiten dos interpretaciones. El interés de este fenómeno radica en que permite estudiar, a partir de estímulos estables, los contenidos cambiantes de la consciencia y la actividad cerebral correspondientes.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.