Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2009
Educación

Se ha de aprender a ver televisión

Los tutores de niños y adolescentes se muestran críticos con la televisión. Pero los padres no deberían prohibir del todo ver televisión a sus hijos. Para que los niños adquieran una actitud crítica han de aprender a convivir con ella.

GEHIRN & GEIST / MANFRED ZENTSCH

En los debates sobre televisión queda clara una contradicción entre lo deseable y lo real. Por una parte se pretende alejar de la pantalla porque lleva al entontecimiento de las jóvenes generaciones y, a la larga, constituye un semillero de psicópatas, pedófilos y violentos. Pero, por otra parte, observamos que en cada hogar hay, al menos, un receptor de televisión. En el caso alemán, la mitad de los niños dispone de un aparato en su habitación y casi el 30 % de los niños de dos y tres años se sientan diariamente ante la pantalla.

Los científicos no son ajenos a una serie de enconados debates, desarrollados a menudo sin el debido rigor. Los enemigos de la televisión afirman que en el consumo televisivo se esconde la causa de la proliferación de personas obesas, tontas, agresivas y violentas. Lo sustentan basados en estudios de campo. Algunos padres prohíben rigurosamente a sus hijos ver la televisión, si bien lo hacen con una sensación ambivalente, pues, a la postre, los héroes de las series se hallan presentes por doquier; en el patio del colegio todos los niños hablan de ellos. Ante esta realidad se teme que la prohibición total del consumo televisivo origine cierta marginación social.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.