Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Mente y Cerebro
  • Mayo/Junio 2011Nº 48
Encefaloscopio

Subconsciencia

Gratuito

Pensamiento delator

Un test de prejuicios ocultos pronostica el declive de una relación.
Menear
A veces resulta fácil saber cuándo una relación romántica va a fracasar. Si resulta preferible ordenar calcetines que tener una cita con la pareja o si a ninguno de los dos se le ocurre nada que decir, parece que el asunto decae. Otra mala señal es que --conscientemente o no-- se asocie al ser amado con palabras como muerte o ataque.
En un estudio basado en asociación de palabras, psicólogos de la Universidad de Rochester solicitaron a 222 personas de ambos sexos, todas ellas casadas, prometidas o con relaciones estables, que clasificaran las palabras que les presentaba un ordenador. Los probandos debían emparejar los nombres o peculiaridades de sus parejas con términos que evocaban ideas gratas (paz, atención o cariño) o, por el contrario, negativas (fastidio y crítica); todo ello con la mayor rapidez posible.
Dicha prueba está diseñada para descubrir en los sentimientos implícitos de las personas prejuicios que no se saben o no se quieren reconocer de forma explícita. Los resultados del test demostraron que cuanto más erraban los probandos en aparear palabras asociadas a sus parejas con palabras de significado positivo, mayor era la probabilidad de que se separaran al cabo de un año; incluso al tener en cuenta variables como satisfacción o conflicto en la relación. Tras efectuar dos experimentos que utilizan clases de palabras ligeramente diferentes, los participantes que puntuaron por debajo de la media en asociaciones positivas con su pareja y por encima de la media en las negativas presentaban una probabilidad de un 70 o un 75 por ciento de romper en el plazo de un año, frente a valores del 11 al 14 por ciento de los otros voluntarios.
Los resultados demuestran que las actitudes negativas implícitas hacia un compañero sentimental pueden reflejar confusiones o quejas demasiado sutiles como para reconocerlas de forma consciente o lamentables para admitirlas. Mas no es posible ignorar por siempre jamás el propio subconsciente.

Puede conseguir el artículo en: