Importancia del sueño justo

¿Por qué noche tras noche perdemos la conciencia? Se trata de una cuestión debatida en la que sólo está claro que quien duerme mal o poco sufre consecuencias físicas y psíquicas.
El refrán "A quien madruga Dios le ayuda" no forma parte de las consignas que cumple Joaquín Puig. A sus 36 años, no ha resuelto todavía su problema con las sábanas. No importa que a las seis de la mañana haya de estar en el control de facturación del aeropuerto de Barcelona. En su agenda está una reunión en Valladolid a las nueve en punto. Para Bauer, dirigente de una empresa de informática que llegó ayer de un viaje de negocios de ida y vuelta a Nueva York en dos días, levantarse hoy le cuesta más de lo habitual.
"Por culpa de la diferencia horaria hoy puedo dormir sólo tres horas", explica con una sonrisa cansada y añade que el viaje a Shangai la semana anterior no le permitió tampoco cerrar los ojos. A Bauer le gusta viajar, pero la falta de sueño le vence. "Cuando estoy en casa lo único que ansío es coger la cama."

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.