Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Febrero de 2007
Biotecnología

Productos naturales de origen marino

Con su inmensa diversidad biológica, el mar constituye una fuente inagotable de nuevas sustancias para el tratamiento de numerosas enfermedades.

Radu mihnea

En el transcurso de los últimos veinte años, el mar se ha convertido en la principal fuente natural de moléculas bioactivas. Ello resulta lógico si consideramos que su extensión abarca el 70 por ciento del globo y su diversidad biológica, el 95 por ciento de la biosfera. Agréguese otro factor de interés: el 1,8 por ciento de los extractos marinos muestran actividad en ensayos in vitro; ese valor baja al 0,4 por ciento en los extractos terrestres.

Esta mayor actividad responde a diversos factores. De entrada, uno de carácter histórico. La vida nació en el mar; por tanto, lleva más tiempo evolucionando en ese medio. Otro factor es la presión evolutiva. Hay ecosistemas marinos con una densidad de especies mayor que la de una selva tropical; por ejemplo, los arrecifes de coral. En tales ecosistemas la competitividad es muy intensa, lo que favorece la supervivencia de quien mejora continuamente sus medios de defensa y de ataque.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.