El origen de la mente

Deberá proyectarse "mucha luz sobre el origen del hombre y su historia", concluye Darwin en El origen de las especies. Tras un largo silencio, abordará esta delicada cuestión en 1870.

Salvo algunas alusiones, el hombre es el gran ausente de El origen de las especies. Darwin ha eludido deliberadamente este tema. Sin duda, no se trataba únicamente de una maniobra táctica que pretendía evitar problemas, como había escrito en una carta a Wallace mencionada anteriormente. Algunos vieron en ello una decisión polémica, coherente con el antiantropocentrismo del naturalista: omitir el hombre en El origen de las especies equivalía a negarle un papel central, a sobrentender que las leyes válidas para el resto de seres vivos se le podían aplicar sin una distinción particular.

Sin embargo, otros extraerán a su conveniencia conclusiones inevitables y avivarán el debate. Recuérdese que el año anterior a la publicación de El origen de las especies, la discusión entre Owen y Huxley sobre el hippocampus minor, conocido en términos populares como la polémica sobre "el hombre mono", había alcanzado cotas máximas de virulencia. Por encima de todo, el tema sobre la animalidad del hombre se había extendido más allá de los círculos científicos, e incluso servía como argumento a favor de reivindicaciones político-ideológicas. Caricaturas, dibujos humorísticos y rimas invadían la prensa satírica, como la célebre revista Punch. Evidentemente, es necesario distinguir el impacto de El origen de las especies en los medios estrictamente científicos de las reacciones mucho más espectaculares divulgadas por la prensa y las sociedades científicas abiertas a un público más amplio, aunque cultivado.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?
  • Darwin

    Temas IyC Nº 54

    Octubre/Diciembre 2008

    Revista digital en PDF

    6,50 €

    Revista en papel

    Agotado

    Suscripción

    No disponible

Contenidos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.