Espacio, tiempo y velocidad

La existencia de una velocidad límite cuartea el carácter absoluto del espacio y del tiempo. Einstein reconcilia el electromagnetismo y la mecánica con su teoría de la relatividad restringida.

Y llegamos al último de los artículos mencionados por Einstein en su carta a Habicht, aquel que en el momento de escribir la carta sólo era un "borrador". Poco después elaboraría la versión definitiva. Para una mejor comprensión, optaremos por un enfoque moderno, en vez de ceñirnos a la lectura literal del artículo. ¿Cuáles fueron las razones que empujaron al joven Einstein a emprender este trabajo? Se dice a menudo que nació de una reflexión sobre el resultado negativo del experimento de Michelson y Morley, pero las distintas manifestaciones de Ein­stein sobre la influencia en su pensamiento del ensayo en cuestión no siempre coin­cidieron. De todas formas, sí es cierto que cuando Einstein redacta el artículo, está convencido ya de que el concepto de movimiento absoluto carece de sentido físico. ¿De dónde le vino tamaña convicción? Entre otros, de los libros de Mach, quien había formulado, en La mecánica en su desarrollo histórico, una crítica global a la concepción newtoniana del espacio absoluto, en la que ve un desatino lógico y una "monstruosidad conceptual". Y si el espacio absoluto no existe, tampoco el movimiento absoluto. En su Autobiografía científica, Einstein escribirá que Mach quebró su "fe dogmática" en la mecánica newtoniana.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?
  • Einstein

    Temas IyC Nº 40

    Abril/Junio 2005

    Revista digital en PDF

    6,50 €

    Revista en papel

    Agotado

    Suscripción

    No disponible

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.