Origen de las lenguas americanas autóctonas

Durante largo tiempo los especialistas se han preguntado cómo se asentaron en el Nuevo Mundo los primeros americanos. La investigación reciente indica que sus numerosas lenguas pertenecen a sólo tres familias lingüísticas.

Hace poco más de dos siglos, a Sir William Jones, jurista inglés destinado en la India, le impresionaron las curiosas semejanzas que advirtió entre el sánscrito, el griego clásico y el latín. Propuso la hipótesis de que estas lenguas, y probablemente también la céltica y la gótica, habrían "brotado de alguna fuente común, que quizá ya no exista". A esa fuente se le daría, en el siguiente siglo, el nombre de 'proto-indoeuropeo', un protolenguaje que desde aquellas fechas los lingüistas vienen intentando reconstruir.

Jones no reconstruyó ni una sílaba. Según sus propias palabras, basaba sus conclusiones en observar "tanto en las raíces de los verbos como en las formas gramaticales una afinidad mayor que la que pudiera haberse producido por pura casualidad". No echaron en saco roto esta hipótesis evolutiva los estudiosos interesados en las lenguas del Nuevo Mundo. En 1789, sólo tres años después del célebre discurso de Jones, escribía Thomas Jefferson: "Procuro recoger todos los vocabularios que puedo de los indios americanos y de los asiáticos, persuadido de que si alguna vez tuvieron un parentesco común aparecerá éste en sus lenguajes."

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.