Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Temas IyC
  • Abril/Junio 2010Nº 60

Ingeniería electrónica

La técnica de los discos compactos: La próxima generación de discos compactos

Un memorable acuerdo entre empresas competidoras ha dado como resultado la creación de un nuevo disco digital versátil (DVD), compatible con los actuales. Los primeros llegarán al mercado este otoño.

Menear

Entre los productos de electróni­ca de consumo de mayor éxito en todo el mundo se cuentan los discos compactos y sus reproductores. Desde la introducción en 1982 de grabaciones sonoras en disco compacto se han vendido más de 400 millones de equipos y más de 6000 millones de discos. Los CD-ROM (dis­cos compactos para ordenador), extensión del formato inicial definido para grabaciones sonoras, han logrado un éxito similar en su aplicación a los ordenadores personales y las previsiones indican que sólo en 1996 se venderán más de 35 millones de lectores de CD-ROM. Pronto hará su debut una nueva generación de esta técnica, basada en el "disco digital versátil" o DVD. Diez grandes compañías de electrónica tienen planes para presentar a finales de este año o primeros de 1997 una gama de productos DVD, entre ellos, reproductores de películas en formato DVD y lectores de DVD-ROM.

El formato DVD es resultado de un acuerdo sin precedentes, alcanzado a finales de 1995 entre grupos rivales de compañías internacionales. Los grupos competidores conjugaron las mejores características de sus técnicas propias, que habían sido desarrolladas por separado. La nueva generación de lector de discos ópticos que este convenio estipula podrá reproducir tanto los discos compactos ya existentes como los nuevos DVD, los cuales, merced a cierto número de innovaciones en su diseño, llegan a almacenar hasta 14 veces más información que los discos compactos actuales. La velocidad con la que los reproductores de DVD pueden leer da­tos es además de 11 millones de bits por segundo, equivalente a la de un lector de CD-ROM 9x, estableciendo así una nueva marca de rendimiento.

Puede conseguir el artículo en: