El sentido de la seducción

La variación en los comportamientos de seducción, lentas o comparadas con los comportamientos innatos, han constituido factores esenciales en la filogénesis animal.

La reflexión sobre la lógica de nuestros comportamientos pone de manifiesto la aberración que constituyen, para los seres que viven en condiciones naturales, los comportamientos sexuales en general y los de seducción en particular.

El "proyecto" individual, casi siempre inconsciente, de todo ser vivo consiste en mantener su estructura en buen estado durante tanto tiempo como sea posible, o si se quiere, en mantener su "homeostasis". Tal proyecto figura inscrito en una conjugación del patrimonio genético que ha recibido de sus progenitores y del medio donde nace y se desarrolla: entorno físico, biológico, social y cultural. Lo cual lleva a cada individuo a privilegiar los comportamientos básicos de obtención de bebida y de alimento, de descanso y de ahorro de energía, de defensa y de huida, sin los cuales su integridad corporal quedaría en entredicho.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.