A favor de la empatía animal

Los animales que pasan la prueba del espejo son conscientes de su identidad y por lo tanto pueden inferir los estados mentales de otros individuos.

Yo solía decirles a mis alumnos que nunca nadie había oído, visto, saboreado ni tocado una mente y que tampoco había forma de que yo pudiera experimentar sus sensaciones; mucho menos las de una especie distinta a la nuestra. Así que, aunque existieran mentes, se situaban fuera de los dominios de la ciencia.

Desde entonces he cambiado de opinión. Hace unos cuantos años que comencé a estudiar si los primates podían reconocerse a sí mismos en un espejo. La mayoría de los animales reacciona ante sus imágenes como si se les hubiera puesto frente a un animal diferente; pero los chimpancés, los orangutanes y, por supuesto, los seres humanos aprenden que el reflejo es una representación de ellos mismos. Son criaturas conscientes de su propia existencia y que pueden convertirse en objeto de su propia atención. En los tres últimos decenios somos varios los investigadores que hemos utilizado la prueba del espejo para explorar la autoconsciencia de los animales. No sólo he llegado a la conclusión de que algunos animales son conscientes de sí mismos, sino también a la de que esa capacidad los faculta para inferir los estados mentales de otros. Dicho con otras palabras, los individuos de las especies que superan la prueba del espejo también pueden atribuir intenciones y emociones a otros seres, compartiendo sus estados afectivos, facultades que algunas personas podrían considerar exclusivamente humanas y que designaremos con el término de empatía, para evitar las connotaciones contrapuestas que tienen simpatía y compasión, términos etimológicamente equivalentes y más comunes.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?
  • Inteligencia viva

    Temas IyC Nº 17

    Julio/Septiembre 1999

    Revista digital en PDF

    6,50 €

    Revista en papel

    Agotado

    Suscripción

    No disponible

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.