Ingeniería ferroviaria

El avance de los trenes muy veloces

Los fabricantes de trenes de Europa y de Japón se esfuerzan por alcanzar velocidades ultrarrápidas sin grandes complicaciones y sin emplear la levitación.

Japón y muchos países europeos llevan unos treinta años realizando grandes inversiones en ferrocarriles de gran velocidad para unir sus principales ciudades. La atención prestada a los trenes rápidos, que superan los doscientos kilómetros por hora, viene justificada por la necesidad de aliviar la congestión del tráfico aéreo y por carretera, al tiempo que se reducen los costes de explotación y la contaminación.

Para que los trenes estén a la altura de sus promesas medioambientales y financieras tienen que resultar atractivos para gran número de viajeros. Las experiencias europea y japonesa han demostrado que no es difícil que así sea si los viajes son cómodos, los precios ventajosos y los viajeros lle­gan a su destino no mucho después que si hubieran utilizado el avión. Aunque éstos sean bastante más ve­loces, superando normalmente los 600 km/h, los largos desplazamientos que suelen requerirse hasta los aeropuertos y otras demoras reducen mucho sus aparentes ventajas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?
  • Presente y futuro de los transportes

    Temas IyC Nº 13

    Julio/Septiembre 1998

    Revista digital en PDF

    6,50 €

    Revista en papel

    Agotado

    Suscripción

    No disponible

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.