Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

ISTOCK/OVERSNAP

Aunque hoy las dolencias de mayor carga para la humanidad son las no transmisibles (principalmente las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes), las enfermedades infecciosas siguen representando un grave problema en todo el mundo. En la actual era de la globalización, en la que los agentes patógenos cruzan las fronteras y se diseminan por el planeta a la velocidad de los aviones, las epidemias se han vuelto más frecuentes, y sus causas, más variadas.

En el presente monográfico de la co­lección TEMAS ofrecemos a nuestros lec­tores una selección de los artículos más destacados y novedosos sobre la salud de la humanidad y las enfermeda­des infecciosas que la aquejan. En ellos se adopta una perspectiva global, teniendo en cuenta que las enfermedades trascienden las fronteras y están determinadas no solo por aspectos biológicos y médicos,­ sino también por factores sociales, económicos y ambientales, entre otros, lo que obliga a adoptar estrategias multidisciplinares y coordinadas para com­batirlas.

El número empieza con la exposición de una ambiciosa iniciativa que evalúa el estado de la salud actual de la humanidad a partir de una recopilación y análisis ­exhaustivo de datos procedentes de todos los países del mundo (pág. 4). Algunas de las causas de la mayor vulnerabilidad de las poblaciones se asocian al cambio global y a la alteración del entorno propiciados por los mismos humanos, según se plantea en la primera parte del número (Cambio global y salud). Varias de las principales amenazas son el cambio climático (pág.12), la modificación del hábitat de los insectos transmisores de infecciones (pág. 22) o el aumento de la resistencia a los antibióticos, atribuible a su empleo excesivo en la industria pecuaria (pág. 28).

El monográfico continúa con la exposición de algunas de las plagas que aquejan a la humanidad, muchas favorecidas por los movimientos migratorios y agravadas por la pobreza (Epidemias y retos globales): la tuberculosis es una de las infecciones más antiguas y que más muertes provoca en todo el mundo (pág.40); la virulenta epidemia del ébola de 2014-2016 todavía tiene hoy repercusiones en los supervivientes (pág. 46); el dengue amenaza a casi la mitad de la población mundial (pág. 52); varias enfermedades tropicales parasitarias desatendidas, entre ellas el chagas, podrían mitigarse con la mejora del diagnóstico y del acceso al tratamiento (págs. 56-69); y el zika, una amenaza mundial, puede servir de modelo para estudiar la propagación de las nuevas infecciones emergentes (pág. 70).

Una forma de hacer frente a las epidemias consiste en conocer con antelación cómo evolucionarán. Para ello los científicos construyen modelos matemáticos a partir de extensas bases de datos, como se describe en la última parte de este monográfico (Modelizar las epidemias). Este enfoque ha permitido seguir las redes mundiales del virus de la gripe (pág. 78) y deducir la propagación de epidemias emergentes asociadas a la globalización (págs. 86-96).

Invitamos a los lectores a mirar con una óptica de globalización los artículos que se presentan en este número y a descubrir la complejidad de los factores que influyen hoy en la salud mundial de la humanidad.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.