Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 2005
Gravimetría

Péndulo gravimétrico

¿Podemos medir con precisión el campo gravitatorio terrestre?

Péndulo gravimétrico de 450 milímetros de altura y 5 kilogramos de peso. El período de una oscilación completa es de un segundo. [Marc Boada Ferrer]

Según el relato apócrifo, descansando en el campo Isaac Newton (1642-1727) tuvo la genial idea de relacionar la caída de una manzana con el comportamiento de la Luna, aparentemente inmóvil en el horizonte. ¿Por qué la manzana cae y la Luna no? ¿Por qué un cuerpo cae sobre otro? Hoy podemos responder a estas cuestiones diciendo que todo cuerpo genera un campo gravitatorio cuya intensidad es proporcional a su masa multiplicada por la constante de la gravitación universal G (6,6742´10–11 m3kg–1s–2). El campo gravitatorio que crea la Tierra (g) varía de un punto a otro de su superficie (debido a que el planeta no es esférico y a otros factores geofísicos) y también con el tiempo (debido a factores astronómicos).

En gravimetría suele utilizarse una unidad tradicional, el gal, llamada así en honor de Galileo, que vale 1cm/s2. El valor aproximado de g, en la superficie de nuestro planeta, es de 980gal.

Distintos instrumentos permiten medir g: péndulos, balanzas de torsión (como la utilizada en 1798 por Henry Cavendish, en un experimento que determinó Gcon notable exactitud), gravímetros de muelle (donde se controla el alargamiento de este), reflectores en alto vacío (capaces de detectar en su caída las deformaciones, por fuerzas de marea, de la corteza del planeta) o aparatos que miden las fluctuaciones de un campo magnético. Para el constructor aficionado, se recomienda recurrir al péndulo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.